Corrección política

La IdG y la corrección política

Igualdad, acción afirmativa, discriminación positiva, los más débiles, los más necesitados, discriminación, vulnerable, víctimas, igualdad de oportunidades, igualdad de resultados, discurso del odio, tolerancia, lenguaje inclusivo, machismo estructural, derechos de los colectivos, pronombres neutros, educación neutra, educación afectivo sexual no sexista, violencia de género,perspectiva de género, sexismo, espacios seguros, cultura de la violación, patriarcado, heteropatriarcado, cisgénero, opresión, "trigger warnings" (indicadores de alarma), microagresiones, micromachismos.

La IdG ha creado una narrativa, un aparato lingüístico y semántico para camuflar sus intenciones y pasar por debajo del radar de la crítica racional. Utiliza palabras fetiche que, la mayoría, suelen tener una carga emocional positiva por defecto que hacen que psicológicamente se cree cierto apego psicológico. Esta es de las mayores trampas que atrapa a la mayoría de mujeres y hombres que caen en el feminismo y en la IdG. Esta manipulación del lenguaje se resume en un "suena bien, ¿cómo no va a ser bueno?"

Pero nada más alejado de la realidad. La acción social y política detrás de este lenguaje es muy peligrosa ya que embauca al ciudadano para sesgar cognitivamente su visión del mundo. de la naturaleza humana y de las relaciones sociales para que se alinee con la IdG, especialmente para conseguir apoyo político.

El control del lenguaje

Si se controla el lenguaje, se controla parte del pensamiento y, consecuentemente, parte de la acción humana y del condicionamiento social. Este vídeo es una parodia sobre la corrección política pero refleja muy bien hasta qué punto es un mecanismo de control social que afecta a todas las dimensiones de la interacción humana.

El control del lenguaje II

UTBH los invita a pensar, con su característica puesta en escena, sobre la necesidad que tiene la IdG de controlar el lenguaje y el poder que adquiere cuando invade el discurso público.

"Igualdad": la gran palabra fetiche

Axel Kaiser y UTBH no ofrecen una buena reflexión sobre la diferencia entre igualdad de oportunidades vs igualdad de resultados así como un un momento para pensar sobre el dogma IdG de que toda desigualdad es mala. Asimismo, ¡pensemos! ¿es la igualdad de oportunidades siempre justa?

Al feminismo, y a la IdG en general, se le llena la boca con el discurso sobre la igualdad. La IdG te induce a pensar según el siguiente esquema:

Pero, esto crea un sesgo cognitivo importante. La desigualdad entre hombres y mujeres muy frecuentemente conlleva enriquecimiento mutuo, oportunidades de colaboración justas y proporcionadas y oportunidades de complementación entre unos y otros.

La igualdad ante la ley ha sido vulnerada precisamente por las políticas feministas y de IdG. La igualdad ante la ley es obviamente deseable, pero una cosa igualdad ante la ley y otra es igualdad por ley. ¿Realmente crees que las personas somo todas iguales?, ¿crees que todos los hombres son iguales entre sí?, ¿crees que todas las mujeres son iguales entre sí?, ¿por qué crees que hombres y mujeres son iguales? Recuerda que igualdad ante la ley no es lo mismo que ser iguales desde el punto de vista humano y antropológico.

Las diferencias entre hombres y mujeres no son malas por defecto y pueden ser un elemento importante para favorecer la cooperación recíproca y el entendimiento mutuo. Pero esto es precisamente lo que quiere destruir la IdG mediante la inducción del miedo entre el hombre y la mujer.

La "desigualdad" para la igualdad

Según el feminismo y le IdG la igualdad se consigue mediante la desigualdad... ¡ah no! se dice mediante la discriminación positiva. Este interesante artículo plantea la cuestión de la discriminación positiva, a veces también conocida como acción afirmativa, como herramienta fundamental de la IdG. De nuevo la manipulación del lenguaje para intentar justificar la obtención de privilegios, oportunidades exclusivas para mujeres, ventajas competitivas injustas a costa del Estado. Al fin y al cabo, la IdG habla de igualdad creando injustas desigualdades entre personas.

Humor políticamente correcto

Como todo mecanismo totalitario, los identitarismos, el feminismo, la ideología de género, los justicieros sociales quieren censurar el humor. Quieren crear una sociedad de ofendidos profesionales donde todo es ofensa y la victimización es el mecanismo para hacerse con el poder y control social.

El propio humor se revela contra los totalitarismo. Aquí una parodia en forma de chirigota como ejemplo del hartazgo ante la imposición del control del lenguaje.

El control de la información

La corrección política de la IdG pretende controlar qué se publica tanto por los organismo oficiales como por los medios de comunicación. Quien imponer el mito de la mujer como ser de luz y el hombre como criminal por nacimiento. ¿Crees que la sociedad no se da cuenta de esta estrategia?

Ojalá no hubiera ninguna violación, ni asesinato ni delito alguno contra la vida, y por extensión contra nada ni nadie, pero hay un delito del que se va a hablar mucho a partir de ahora: el delito de manipulación mediática.