8-M

El 8-M se ha apropiado indebidamente del concepto de mujer

Las mujeres, los hombres, las familias completas ya están hartas de mentiras feministas. El 8-M ha sido la manifestación feminista que intenta manipular la sociedad con mentiras, con victimismo, con marxismo cultural y toda una serie de consignas diseñadas para que unas pocas obtengan poder a costa del sistema democrático de derecho, a costa de la meritocracia y de la confianza mutua entre hombres y mujeres.

Esto se está acabando. Las propias mujeres con el apoyo de muchos hombres no van a dejar el feminismo se apropie indebidamente de la idea de feminidad con fines espurios.