No te calles

  1. En las conversaciones sobre la mujer. as relaciones heterosexuales, homosexuales y sobre el feminismo y la IdG, no te calles. Tienes derecho a opinar y dar tu punto de vista respetuosa y argumentativamente.
  2. Recuerda que hay un interés porque estos temas no se traten públicamente y que impere la censura y la corrección política, especialmente por sensibilidades de izquierdas. Esto se ha acabado. Cada ve más gente está harta de que le intenten censurar.
  3. Si te llaman "machista", recuerda que usan ese vocablo comodín para intentar silenciar y quitar el derecho a opinar públicamente. Machismo no significa ya que se piense que el hombre es superior a la mujer o que la mujer vale menos; utilizan el término machista como estrategia coercitiva donde machista significa simplemente que "debes callarte porque no me gusta lo que dices" ya que me hago la ofendida/o. De hecho utilizan machista para todo, incluso cuando una mujer simplemente lleva la contraria a otra, se les califica como machista aunque ni de lejos haya un trasfondo de superioridad/inferioridad. Es la manera que quieren imponer las feministas para ser impunes de opinión, monopolizar la libertad de expresión y dominar las conversaciones. Exáctamente lo mismo para con el lobby LGTB con la palabra "homofobia", "heteropatriarcado" y otras palabras fetiche similares. No les tengas miedo, habla con educación y tranquilidad. Usa el discurso racional y argumentativo. No caigas en victimismos.
  4. Todo el mundo tiene derecho a hablar respetuosamente sobre las mujeres y sobre el fenómeno LGTB, a valorar y opinar respetuosamente sobre sus conductas, sobre si te parece bien o mal algún aspecto. Es el derecho y la libertad de expresión. Este derecho y libertad es inalienable. Recuerda que los colectivos de ideología de género quieren quitarte, incluso haciendo uso espurio de la ley, este derecho.
  5. Lee y fórmate sobre IdG, es un tema que te afecta, no pienses que "ya se pasará sólo". Es mucho más grave de lo que parece a simple vista. Quizás te dé pereza ponerte las pilas sobre el tema, pero debes saber que es un tema de gran impacto social que no se evita mirando para otro lado y que precisamente lo que quieren es que toda la IdG pase por debajo del radar del debate racional y de la opinión pública para hacerse con el poder y con las instituciones y eso te afecta. En esta web, y en otras similares, tienes mucho material sobre el tema.
  6. Busca en Youtube, en las redes sociales, en tu ciudad grupos y gente que conozca el fenómeno de la IdG, verás como hay mucha más gente de lo que crees. La gente está harta de este sesgo de género y manipulación mediática con fondos principalmente públicos.
  7. Acostumbrate a que te intenten manipular y te lancen argumentos ad hominem (en contra de tu persona), la IdG no tiene ni base científica, ni es coherente, es totalmente manipulativa y lo que quiere es que estés en silencio. Pero no desesperes, no estás sólo, hay muchas personas de tu lado que cuando vean que se habla públicamente del tema, perderán el miedo también. Sin duda alguna, existen muchísimas mujeres en contra del feminismo y de la IdG.
  8. Acostúmbrate a que quieran llevarte al límite, a que te enfades mediante sus desprecios, es lo que quieren. Quieren decir "¿veis? ahí está el machismo". Usa siempre el respeto, la asertividad y la contundencia e impasibilidad emocional. Recuerda que hablar en público sobre hombres y mujeres lo han criminalizado, monopolizando: solo ellas tienen el derecho a opinar. Esto genera conversaciones con bastante carga emocional y susceptibles de desviarse y convertirse en ataques personales. Pero tú estás preparado, tú sabes cómo no perder los papeles y centrar la discusión.
  9. Recuerda en todo momento que la IdG busca hacerse con el poder, que no quiere tener razón sino tener el poder. Su estrategia es psicopolítica. Usa estrategias de manipulación, de sentimentalismo, de utilización de las víctimas y de la pena, usa palabras fetiche que encubren ideas muy macabras.
  10. No caigas en el juego semántico que ellos han impuesto, el significado de las palabras no lo define la IdG. En la siguiente tabla tienes algunas claves argumentativas para utilizar adecuadamente ciertas palabras y expresiones para revertir la narrativa pública que la IdG está utilizando.
Lenguaje